3 noviembre, 2015

CrossFit es para todos

isa

¿Qué te ha aportado CrossFit a tu vida?

– Crossfit ha cambiado, en parte, mi vida. Me ha inculcado un sentimiento de superación personal que no tenía hasta ahora. Me ha hecho encontrar placer en el sufrimiento, lo cual considero muy valioso, y no solo a la hora de practicar un deporte, sino de afrontar el día a día. A su vez, desde que entreno Crossfit me siento más segura de mí misma y más consciente de que los límites los pones tú mismo. En estos dos meses no ha habido ni una sola semana en la que no me haya sorprendido viéndome capaz de hacer algo que la anterior me resultaba inalcanzable. Y es que esa es otra de las grandes cosas que aporta este deporte: la evidencia de que no hay nada imposible.

¿Cómo has sentido tu evolución en el tiempo que llevas haciendo CrossFit?

– Mi evolución en estos dos meses ha sido brutal. ¡He pasado de ser una chica a la que le costaba cargar los briks de leche a ser alguien capaz de levantar 30 kilos en peso muerto! Desde que empecé este entrenamiento, he mejorado mi resistencia (ya estoy en el punto en el que correr me hace recuperar…), mi flexibilidad, mi fuerza, mi equilibrio… Y no solo eso: cada vez voy soportando mejor la presión y haciendo frente con más facilidad a ese pensamiento que acude en cada entreno y que te dice, en un momento determinado, “no vas a poder más, para ya”.

¿Es CrossFit realmente como esperabas?

– En absoluto Crossfit es como me esperaba,¡es muchísimo mejor! Cuando me apunté pensaba que, como hasta ahora en mi vida, me inscribía en una actividad deportiva que realizaría X veces a la semana, sin más. Ni por asomo me imaginaba que llegaría a sentir verdadera adicción por practicarlo, que no se me pasaría por la cabeza saltarme ni una sola clase, que buscaría sacar el hueco para hacerlo en fin de semana o que organizaría mis actividades semanales en función de mi asistencia al box. Y es que creo que una vez que te metes de lleno en Crossfit te das cuenta de que no es solo una actividad deportiva, es un modo de vida. Por otro lado, en ningún deporte que haya practicado hasta ahora el compañerismo ha sido como en este. Es verdaderamente impresionante ver cómo, cuando estás entrenando, tus compañeros (apenas sin aire para respirar) te animan y te motivan para que no te quedes atrás y des lo mejor de ti mismo. Por último, me ha sorprendido mucho el concepto de entrenador de Crossfit. No es, como en otras disciplinas, alguien que te da unas pautas y que te ayuda a mejorar tu condición física sin más. Vosotros sois motivadores natos, capaces de cargar de energía a todo un grupo cuando está a punto de desmoronarse. Da gusto entrar en el gimnasio y ver siempre una sonrisa por vuestra parte, buenas caras, ánimo y fuerza para enfrentarte, no a un wod, ¡sino a 10! y percibir vuestra pasión contagiosa por este deporte.